Sara Pozo, poema «Creyente»

CREYENTE

Sé que no hago esto a menudo
siento que una parte de mi quiere culparte…
y la otra… bueno la otra es esta…
la que te reza todas las oraciones
que de niña aprendí.

Recuerdo las tardes en la iglesia, cuando rezábamos
de rodillas ante ti, el hijo de Dios, –en silencio–
¿Qué se supone
que debíamos hacer?
A veces te hablaba
otras solo contemplaba…
…tus lagrimas…. ¿por qué te sacrificaste por nosotros?
Casi podía saborearte la sangre, los clavos en tu piel…

Quise llorar, –Dios sabe las veces que quise llorar
bajo tus pies,
pero nunca lo hice–

Hoy repaso tu credo –sigo sin entender
qué clase de padre mata a su hijo– y
oro, oro no por mí,
hoy oro por quienes podrían ser mis hermanas, mis hermanos que lloran
y mueren.

Kabul, Afganistán entera llora ante titanes alados
la guerra se cierne a puño y bala, mueren los derechos,
la vida es un juego, pasto y armamento
dólares, opio, litio, petróleo.

Tu sangre sabe a ellos
tú eres la arena y el agua que mojan sus pies.
Baja y obra el milagro, vuelve aquí donde naciste
obra el milagro que esperan
esta tierra sigue siendo de barro y sangre
tal y como cuando nos dejaste.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.