M. Martínez, poema “Mordida Manzana”.

3.9 Mordida manzana.
(Smartphone)


“Mi interés se tornó bien pronto analítico. Cansado de maravillarme quise saber; he ahí el invariable y funesto fin de toda aventura”.
Julio Cortázar.


Mirábamos en silencio la tarde
despeñada,
callado el verbo,
los pronombres,
el sutil aliento de las palabras
se escurría de entre la lengua,
en los dientes se trababa.

Nada nombraba a nadie.
Sobre el alcor de la palma de la mano
un tragaluz se asomaba a ese mundo.
Nadie decía nada.

Recuerda tus pretéritos pasos,
oscuro el tiempo era
y necio sin entender recorrías la tierra
bajo los altos candiles de sus astros,
abiertos ojos, sueño semienterrado,
los párpados velando mañanas.
horizontal boca y labios cerrados.

Ahora observo la nada
mientras octubre con sus sahumerios
engarza castaños y guirnaldas.
Entre mis dedos perfilando matices
mordida manzana ofrendo,
inteligente aparato,
necio yo,
estúpido creyente pagano.
😶

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .