Ignacio Campoy, poema “Bajo el Vano”.

Bajo el vano.


Acodado en la ventana,
sobre el légamo del cielo
reflejos de peces voladores,
estáticos trazan sobre el azul limo
un detenido empuje de cieno
y plateada agua estancada.

A veces,
sobre el amarillo suelo,
cruza un afán impostergable,
una urgencia de gestos y arreboles,
sucios gases y hediondas fumarolas
empujan inciertos encuentros
hacia ninguna parte.

En la estancia cercana el altoparlante
anuncia las viejas consignas
del común abrevadero,
para algunos habrá agua,
pan para unos pocos,
pasado mañana.

En los campos del alambre y el exterminio
fenecen las blancas aves,
y una música tribal de sangre y odio
tupe y sacia la garganta.
Ahogado el viento,
en el vano de la puerta
se asfixia desterrada el alma.

Pinterest

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .