Marcos Estrada, “El Dedo Anular” Postal Perdida.

POSTAL PERDIDA.

En un cajón olvidadas perecerán, amarillas, sin saber que en algún momento fueron escritas por la mano de un desconocido. Las páginas de un relato se mustiarán incomprensibles. Un hombre de aspecto impecable se sentará todas las mañanas de su vida frente a un escritorio, por la ventana de un despacho verá como la vida fluye, se aleja de su lado, y suspirará turbado por el desconsuelo. Pensará que el ardor del estómago es un ácido ferviente que le recuerda que el dolor es algo consustancial a la existencia. Siempre se preguntará ¿por qué tardó tanto?, ¿por qué confió en su instinto? Callará, no desea que le recuerden el error, su fatal proceder. Pasado el tiempo, cuando rebusque por los armarios y cajones, encontrará esos papeles malditos, regresará la forma, los hechos inenarrables y de un sólo gesto los tirará a la papelera que hay junto a la silla. Verá el rostro de Lucas, la cara irreconocible de Julia bañada en sangre, el viaje que jamás llegó a realizar por el sur, y tironeando de la chaqueta, abotonando el cuello de la camisa, ajustando el nudo perfecto de la corbata, abandonará el despacho camino de un sórdido y solitario apartamento.
Será una mañana como todas.

Watchmen (Zack Snyder – 2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .