Florencia Fontan, poema “Rodar de Dados”.

Rodar de Dados.

A veces contabas estrellas,
yo, ordinales pájaros
y huidizos aeroplanos,
¿quién iba a poner en duda
el final número acordado?

Y aquella novísima cábala
desleía el indicativo presente
y en futuro lo transmutaba,
incierto sueño condicionado.

El pie izquierdo al levantarse,
el negro gato en los tejados.
Lo que sumaba trece:
en compungido labio los cigarros,
fósforos de madera no incendiados,
motivos suficientes para desistir,
¿salir al orbe?, ni siquiera intentarlo.

Así medías las cosas, los días,
el corazón vibrante y acortado.
Un feliz destino la versátil suerte
que las parcas habían ajustado.

Tres laboriosas hilanderas hebra
hilando y un inesperado rodar
de marcados dados, lana blanca,
negra lana, hilo dorado, la tijera
el corte tiene en tus ojos cerrados.

Pieter Brueghel el Viejo (1525-1569)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .