M. Martínez, poema “Advocación en Morse”.

1.6
Las cosas nos prestan sus formas
y su Advocación al fuego, al agua,
permiten sentirnos densa hoguera,
fresca cumbre y distante, nube alta.

Dócil todo se entrega reclamando
la voz nuestra, la piel que restringe
y sitia una tentativa de impropia vida.
Así ala junto al pájaro, alegre mano
menudeando teclas negras de piano,
blancas teclas como ofrendas votivas.

Las cosas la puerta entornan, e invitan,
ofrecen tenues sombras donde barajar
la mesa con la silla y ser el jarrón azul
que en vespertina tarde tornadizo mira.

Seré servil, asiática flor de estanque,
disonante surtidor en la tarde perdida
y por los hilos del difunto telégrafo
escribiré endecasílabos sonetos sin rima.
Vaso sin verso. Ocho ojos de tejedora
hilvanando En Morse un final bostezo.

P1000405_LI (4)

1712295217368.barcode2-72.default

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .