Florencia Fontan, poema “Vete al Infierno”.

Vete al infierno.

Hoy no me interesa tu palabra,
escucho el guion que escribe la araña en el patio,
la historia que permuta cal por guarida,
geografía inquieta de mínimo esfuerzo
lo inapreciable transmutando.

En este instante el mundo,
eso que pretendes admisible y cimentado,
se descompone en cáscaras de pipas de girasol
a los pies de adolescentes descerebrados.
Desarreglado titubea
en un parque, o en el escalón del portal de tu casa,
comba saltando por la calle,
volando cometas en la acera moteada de chicles
como pegajosos lunares pardos,
desconocía entonces la valía del dinero.
Pobre chalada.

Te escuchas en otros sordos
mientras junio habla a las paredes.
No me concierne el cuño de tu enseña,
oigo la gota del cobre apostillando
ondas e inestables espejos
sobre el lebrillo de barro.

Vete al infierno,
te espeto calma
sin necesitar verticales exclamaciones.
Sapo que trueca tiempo vital,
!joder no hay nada más¡
(ahora sí).
Largaos envueltos en vuestros aburridos
por glamurosos
pintarrajeados sudarios.

136 (5)

1712295217368.barcode2-72.default

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .