María Peñafiel de Blas, poema “Atardecer Rosa”

Atardecer Rosa

El cielo atardece de un rosa especial  y, por acto reflejo, todo se ve de otro color. Pocas veces se ve así, solo si te fijas bien; mostrándose tan dulce y tan inmenso a la vez.

Es un atardecer rosa, un pequeño regalo que, por lo menos a mí, me inunda de luz. Soy pequeña en comparación con el grandioso cielo rosado, que ahora mismo me rodea, que me empapa de color.

Por acto reflejo, elevó mis manos al cielo intentando alcanzar esa nube de algodón de azúcar.

Respira un momento y lo firmo, si. Sabe diferente.

Y es en ese instante en el que me doy cuenta de que ese es uno de los momentos irrepetibles, con un color que lo representa, con un cielo que me ilumina con motivos para pensar que, pese a todo lo malo que trae vivir la vida, vale la pena vivirla por los atardeceres rosas.

Contemplo el cielo hasta que por fin se oculta el sol. Y todo se oscurece un poco.

Entonces deseo que vuelva, que vuelva el atardecer.

Mi atardecer rosa.

 

Fotografía de María Peñafiel de Blas

La podéis leer en su libro Kinesfera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .