Ignacio Campoy, poema “Plática Muda”. (De Colores).

XXVI. Plática Muda.

La primera señal es que nadie dejó,
ni se molestó tan siquiera,
en dejar signos ni señales.

Caminarás por una sola senda,
—algunos aventajados dijeron—
avizor, despejando trochas
y esbeltos cañaverales.
Todo hablará un lenguaje mudo,
una plática que del interior parte
y se aleja tras cúmulos y levedades.
Nadie sostiene la mirada del sol,
—respondo a los ya idos—
al sol no le amedrenta nadie.

¿Una espiral la inteligencia?
¿La llave que todo lo abre?
Un caer hacia un centro vivo,
confieso, mientras desando caminos
que no se hallan en ninguna parte.

Después las sombras se alargan
sin que de ellas tire nadie
y me insinúo a mí mismo:

Recuerda, la ola ignora al viento
y es agua henchida en aire,
la brisa colma las velas
y es movimiento vertido en telares.

Nada unísono golpea este sueño
el ayer en paz muere todas las tardes
y la noche abriga en silencio un manto,
lejano sin luz, pasado brillo inalcanzable.

DSC06178 (6)

1712295217368.barcode2-72.default.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .