Ignacio Campoy, poema “Óbolo”.

XXV. Óbolo.

Después del instante de búsqueda,
del momento de volar sin mirar al suelo,
una vez se haya el otoño asentado
en casi todas las hojas del calendario,
la gracia final te será concedida,
te volverás imbécil por todo lo olvidado.

No recordaré la gracia de tu nombre,
ni la luz que se asentaba entonces
por todo tu cuerpo y sus esenciales rincones,
pasaré cerca del aliento que te sostenga
como quien recorre una calle
desconocida, esas que no nos hablan,
las que relegamos al olvido nada más
transitarlas, como un viejo gato libre
deambulando feliz por los portales.

obolo1

1712295217368.barcode2-72.default.png

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .