David López, poema “Madrid”

MADRID

Se cerró, se puso gris… niebla,
lluvia, soledad, periclitado…
Anuncian en grandes voces el final….
Encerrados… Quedan las luces de ti… Madrid…
Ciudad de rumores y de mártires…
Tu que fuiste ciudad de un millón de cadáveres.

Cuchillos, jeringuillas, tijeras, fusiles y pistolas…
Armas conocidas a través de los enemigos… Un lema desde las cadenas y no pasarán.

Madrid, fortaleza de piedra blanca bañada de bosque y ahora de columnas dóricas iluminadas…. Resiste una vez Madrid, tus calles no callan, tus balcones vitorean…
Pero aun así herida de muerte por sus cafés que no debaten… Sus fotógrafos ya no ilustran… Madrid una vez más protagonista de aventuras de Alexandre y Cela… Madrid viste de luto gris de posguerra… Pero como en las primaveras vendrá como el de Larra o el reflejo de Madrid vestido de goyesca…. Si a los enemigos venció, desde el francés… Resistió desde el aire a los bombardeos… Ahí está una vez más Madrid y su pueblo…. Madrid ciudad de un millón de cadáveres que enciende su luz y mantiene la esperanza… Son las luces de nuestra casa,
Solo el silencio de aquellas que combaten…
Solo el ruido del vigía del puente…
que suspira por ver amanecer otra vez.

Y ese café… Ese café de charleta que volverá a brotar como agua que se cuela entre guijarros para dar más café y porras y no con tortas…. Pues hablemos de Madrid…

pradera (3)

Francisco de GoyaLa Pradera de San Isidro, 1788. Óleo sobre lienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .