Carolina Avendaño, Ensayo “Un Primer Enfoque sobre la Teoría de la Mente”

UN PRIMER ENFOQUE SOBRE LA TEORÍA DE LA MENTE

Su unidad básica, el Quanty. Una aplicación de la teoría fotodinámica.

Para abordar el reto de reinterpretar el concepto de enfermedad mental bajo otro prisma distinto, ha sido necesario desarrollar otro sistema filosófico al que llamaremos “Teoría de la Mente”, o también por su unidad mínima de funcionamiento, “Teoría del Quanty”.  Dado que los fundamentos sobre los que se sustenta son intangibles se ha empleado para constituir su estructura base las teorías desarrolladas en el campo de la física cuántica.

Por ello, comenzaremos con la mínima unidad de medida. El Quanty es la unida mínima e irreductible de pensamiento con significado propio y capacidad de cambio a través de la interacción con otras partículas quantys.

Su contenido se construye a partir de la información sensorial procedente de los cinco sentido -realidad externa- así como de un análisis interno posterior elaborado a partir de esta que mediante patrones de comparación –realidad interna- se almacenan en lo que conocemos como memoria. La memoria no es más que una construcción de la información a partir de todos los recuerdos existentes, fluctuante y dinámica a lo largo del tiempo. La selección instantánea se ejecuta mediante las emociones que nos rigen como seres humanos.

Es por esto que la inteligencia emocional, es decir, el manejo más eficaz emocional para lograr el objetivo propuesto se vuelve un arma imprescindible. Así, el recuerdo adquiere mayor o menor intensidad en función de la emoción con la que ingresa y con la que posteriormente se evoca para elaborar y ejecutar una decisión.

Dado que el pensamiento es un concepto abstracto e intangible se ha requerido como herramienta de estructuración y analogía, al fin y al cabo, a la física cuántica. Se emplearán  parámetros elaborados como dimensiones artificiales para estructurar aquello que no llegamos a percibir de forma objetiva en nuestra realidad externa, pero que sí que adquiere un significado en la realidad interna.

Para empezar con el elemento más básico ,el Quanty (Q), se ha escogido el campo de la teoría fotodinámica. Para ilustrar gráficamente estos concepto se emplearán diagramas en dos dimensiones, en honor a uno de los padres de esta disciplina, Richard Feynman, que fue el que elaboró los diagramas de los que a continuación se realiza una analogía.

Explicación Esquema

Cuando un sujeto cuántico se enfrenta a un problema (X) parte de un pensamiento inicial (Q) que se transformará en otro al abordarlo (Q+1). De esta manera, el problema inicial (X) una vez resuelto se convierte en otro problema consecutivo (X+1). El resultado de esta interacción se constituye de dos elementos básicos:

  • Elección (E-): es la solución definitiva acorde al problema. Adquiere sentido retrógrado.
  • Experiencia (E+): es el aprendizaje adquirido a través del problema. Posee en este caso un sentido anterógrado.

Por tanto, la identidad del individuo como ser cuántico sufre una transformación cada vez que aborda un problema. Inicialmente, existe una identidad (I) del individuo previa que adquiere una materialización objetiva que es perceptible por otros seres cuánticos conformada por el sumatorio de (E+) obtenidas. A su vez, cuando se modifica el problema, el cuántico adquiere otra identidad (I+1) de forma instantánea constituida  por la consecución de elecciones (E-).

Es imprescindible remarcar que  el observador, es decir, el ser cuántico, mantiene una perspectiva de percepción de la realidad también dinámica con respecto a su contexto espacio-temporal externo e interno. Esta percepción fluctuante y contemporánea la traduciremos literariamente como “lentes quánticas”.

  • Sin un observador de la realidad, todos los quantys que conforman el campo cuántico y sus ondas cuánticas, acaban anulándose entre sí, produciendo por ello una línea recta. Esto es lo que se conoce como convergencia. A->B.
  • Sin embargo, realmente las trayectorias no rectas se anulan entre sí en distintas fases temporales. Es decir, estos espectros luminosos viajan en distintos tiempos. Son la divergencia.
  • Aunque la luz llega en distintas fases temporales a la lente cuántica, con distintas trayectorias, y atravesando distintos puntos espaciales del cristal que constituye la gafa, coinciden en un mismo tiempo. De forma que a cada instante temporal, y en cada localización espacial, la divergencia se transforma en convergencia para el observador cuántico.
  • A distinta lente, por tanto, distinto material y distinta luz refleja.

Con todo lo explicado previamente podremos abordar a continuación la deriva de la teoría fotodinámica aplicada al procesamiento mental, así como entender la importancia de entender la estructura del pensamiento para comprender las distorsiones que facilitan o dificultan la vida del ser cuántico a lo largo de la percepción externa e interna en esto que llamamos realidad consecutiva, vamos, nuestra vida.

la foto 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s