Carolina Avendaño, ensayo “De la Locura a la Verdadera Inteligencia”

DE LA LOCURA A LA VERDADERA INTELIGENCIA.

Introducción:

Impera, antes de todo, comenzar este ensayo argumentando la necesidad de llevarlo a cabo. Como bien anticipa su título “De la locura a la verdadera inteligencia” pretende desde una perspectiva ambiciosa describir, analizar y teorizar el concepto de enfermedad mental en la sociedad occidental actual, así como proponer una nueva reinterpretación; cuyo objetivo sea sugerir nuevas vías de prevención, diagnóstico y actuación sobre el problema de base.
Si realizamos un recorrido a lo largo de la historia de la Psiquiatría, el concepto de enfermedad mental aparece en la Antigüedad Clásica por primera vez en la doctrina neumática y la humoral pertenecientes al Corpus Hipocraticum.
Posteriormente, el galenismo volverá a abordarlo, siendo considerado posesión diabólica al llegar el Renacimiento. En la primera mitad del Siglo XIX, surge el tratamiento moral de Pinel y Esquirol, así como la frenología de Gall y Lavasier. Más tarde, en la segunda mitad de dicho siglo aparecen distintas corrientes: somaticistas, neuropsiquiatría, positivismo, degeneracionismo, mesmerismo… En el siglo XX, durante la primera mitad, encontramos distintos movimientos como la nosología kraepeliana, tratamientos biológicos, teoría psicoanalítica, la fenomenología, el análisis existencial, la biotipología, la medicina psicosomática y la higiene mental. Más tarde, en el terreno científico aborda el tema y así llegan la psicofarmacología, la psiquiatría biológica, las clasificaciones nosológicas como el DSM y el CIE, así como las terapias cognitivas y conductuales, el movimiento antipsiquiátrico y el modelo comunitario.
Sin embargo, resulta absurdo abordar la historia internacional sin poner el enfoque en lo acontecido en nuestro país, regido por unos hechos históricos peculiares que han condicionado el estado de bienestar de su población. Mencionaremos algunos de los personajes más destacados del hall of fame nacional. Resulta impensable no citar a Juan Luis Vives con su “De Anima et Villa” en 1538. Miguel Sabuco posteriormente escribe Nueva Filosofía de la Naturaleza del Hombre en 1587. Les seguirán Andrés Piquer, Pedro Mata, Emilio Pi y Molist, Arturo Galcerán, Jose Mª Esquerdo, Joan Giné y Partagás con el Tratado Teórico-Práctico de Frenopatología en 1876. Destacable es el Dr. Lafora, el Dr. Sacristán y Ortega y Gasset con los Archivos de Neurobiología en 1920. Por último, y quizás por ser uno de los emblemas actuales, destacar a Juan José López Ibor, que marca el rumbo de esta especialidad con Actas Luso-Españolas de Psiquiatría y Neurología (1940) y La Angustia Vital (1950).
La necesidad de llevar a cabo este ensayo surge ante la concienciación de la situación crítica actual en la que se haya envuelta la población occidental en cuanto al bienestar mental, posiblemente esto último determinado por el contexto social, económico, físico y cultural. Resultan alarmantes cifras como que en 2016 uno de cada seis habitantes tuvo al menos un problema de esta índole en Europa, muriendo más de 84.000 personas por esta razón el año anterior. En España, la enfermedad mental por excelencia es la ansiedad, con un porcentaje de 6%, únicamente superada por Países Bajos y Noruega. Estos datos se muestran con mayor intensidad en poblaciones desfavorecidas marcadas por el desempleo, y entre el colectivo femenino. En el primer grupo, predomina la depresión, sin embargo, disminuyen los casos una vez encontrado empleo. También es un determinante la educación obtenida, ya que cuando esta es precaria, aumenta la vulnerabilidad del individuo. En el caso de las mujeres, son consideradas las grandes víctimas. La ansiedad reina, junto con la depresión y los desórdenes bipolares. Contrasta con el consumo de alcohol y drogas, que suele afectar más a los hombres.
España es uno de los países donde el número de suicidios es más bajo, así como ocurre en otros países mediterráneos como Grecia, Malta o Chipre. Es necesario destacar que el suicidio se ha convertido la primera causa de muerte no accidental, y en la segunda tras los accidentes de tráfico.
Por tanto, ante una situación tan crítica como la planteada, nace este ensayo, que empleará distintas disciplinas para abordar de una manera diferente el concepto de enfermedad mental y lo introducirá en una nueva sistemática filosófica, que presentaremos en el siguiente capítulo, “La Teoría de la Mente”.

Carol Foto2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s