Miquelius Monk, poema “Señor de la Montaña”

SEÑOR DE LA MONTAÑA

Aunque estoy desorientado
y eso no tiene arreglo,
iré a visitar el Templo
a pesar de no sentir nada,
los espíritus acceden a mí
a través del canto de las palabras.

Señor de la Montaña,
vengo a pedirte respeto,
busco la suerte
en la práctica de sus auspicios,
el horizonte es el límite
de la tierra de los dioses,
hogar de los muertos.

Emplumadas nuestras cabezas
de un sol profundo y amarillo,
busco entender sus cantos
invocando figuras negras
que se han olvidado,
y como Alejandro en Siwa,
me sumerjo en sueños.

Las ancianas se fueron
y quedamos sus hijos,
el silencio es imposible,
lo que nos viene dado es ruido,
busco encontrarme en los ríos
y confines del mundo,
contemplar la luna,
esa excepción que solo la vida tiene.

¿A dónde fueron
aquellas extrañas deidades
constructoras del Fuego?
Sombras de la noche,
que de sus semillas nacieron
haciendo de crecer la Naturaleza
extraños peces voladores.

Imagen: Loribelle Spirovski (2019)

Loribelle Spirovski

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s