Ignacio Campoy, poema “Monitum”.

XII. Monitum.

Tras recorrer la serpentina senda,
abrir puertas y desescombrar
ocultas oquedades
el rastro se estrecha,
mientras,
ferrocarriles,
los tobillos de Susana
y los insólitos duraznos.

Relativo a constelaciones hablamos,
crepitaba en el hogar el fuego
y sobre nuestras cabezas,
silenciosos, portentosos crujían
risueños y leves astros.
Nadie mencionó agujeros negros,
aunque reconozco que yo
lo estaba deseando. Quería citar
a Hawking y el socorrido
horizonte de sucesos. No hubo forma.

Alguien dijo de Laponia,
los plantígrados y el rumor
coral del invernal viento. Nadie mencionó
álamos ni helechos, octubre era,
de eso estoy seguro.

Por cierto, el tema retomando,
no lo olvidéis nunca,
el rastro se estrecha.

P1000731 (3)

1901079552065.barcode2-72.default.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s