Florencia Fontan poema, “San Patricio Número Siete”. (Recuerdos de Alzaña).

San Patricio Número Siete.

En Alzaña hay una casa
con columpio en el salón,
en ella levita un niño
sin helio y sin motor.

En la pequeña cocina,
en el largo corredor,
gobierna una reina mora
sin trono ni regidor.

Por el patio en cordeles
sostenes y camisón,
banderolas y estandartes
de un reino multicolor
donde habitan los impares
y un quebrado del corazón.

Cuando la noche se acuesta
vencida sobre el fogón,
acude una dama blanca
con sombrilla y alcanfor.
De organdí lleva una falda,
de encajes un pañolón,
solo el niño puede verla
pasear por la habitación.

Pasadas las ocho lunas
salió el niño por el balcón
a un mundo sin aceitunas,
a un planeta agrimensor,
donde el vuelo estaba preso
en zapatos de charol.

Allí quedó un tiempo
desolado en su dolor,
y la cuerda que jalaba
un patio en nube y flor.

En Alzaña había una casa
y en la casa el corazón
de un soldadito de plomo,
de una reina sin blasón.

Sin título

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s