Miquelius Monk, poema “Hijo del Viento”.

Hijo del Viento.

¿Cómo reaccionarían
los héroes homéricos
al ver sus naves arder?
Aquellos que sin temor cruzaron
las tormentosas aguas de Neptuno.
¿Qué haremos tú y yo ahora?
Nosotros, que prometimos fundar
una nueva Roma, una renovada Atenas.

Aceptando que una vez fuiste religión verdadera,
ahora te revelas como culto equivocado.
¡Y por fin me conmuevo y dejo de temer!
Contemplo como la luz lejana del faro
enhebra la frágil arena
iluminando aquellas galerías
donde, jugando, erigimos un palacio
que ahora reposa abandonado,
y como dijese aquel oráculo en Delfos:
“Las estrellas que más fuerte logran brillar
terminan por quemarse en el firmamento”.

Si te pienso oigo tu voz repitiendo
que los sueños solo son esquemas
y que abandone mis marítimos pensamientos.
Lo que más arde es el lamento del sabernos
tan hipotéticos, como un jardín
que del aíre se suspendiera.

edvan (2)
Ed Van der Elsken (1925-1990).  Fotografía superior: Love on the Left Bank. Fotografía inferior : Vali Lifted by a Man Looking in the Mirror…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s