Miquelius Monk, poema “Jardín Secreto”.

JARDÍN SECRETO

Odoacro, caudillo de hérulos,
ser patricio gobernante
desean tus ácidos sueños,
y presentar las insignias imperiales
al heredero de oriente,
pero tu tiempo breve será
se clava en la clavícula
el peso de la traición.

No vimos
en aquellos órganos de animales
aquel fatídico destino,
estrella que eclipsa sois,
imagen sobrenatural e innata,
boca de sombra a un mundo cruel
donde los habéis arrojado.

El Senado bendice y aplaude
con ojos entreabiertos.

Pero las manos que labran y trabajan
cansadas están de efigies,
cubriendo sus rostros
buscaron las cuevas de los esenios
heredando conjuros y canciones,
sobre aquella amesetada cumbre
construyeron la ciudad palatina.
¡Descended! ¡resistir!
que los caminos os lleven
con los moradores del desierto,
entre artistas y alarifes
donde la mariposa vuela
en estanque señalado.

Jardín secreto.

Xavier Prat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s