M. Martínez Fdez, poema (De Fútil Imaginario) “Diseminada Estirpe”.

Diseminada Estirpe.

La tribu quedó dispersa,
sin esperanzas vagamos
sabiendo lo baldío del reencuentro.
A veces, cuando la estepa se dora en tarde,
o al crepitar entre los árboles la luz,
un rostro, el reconocido gesto
nos engaña y creemos haber
a un semejante hallado.
Ilusión falsa, quimera que exige
en profundísimo dolor
dote o pago por el ensueño entregado.
Aguarda el camino,
festivos danzan los pies,
no te demores, un amplísimo horizonte espera,
brillantes aconsejan mis ojos.
La tribu quedó dispersa,
no lo olvides.
Maldice y abjura el alma.

nomadas_1900 (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s