Poema por Ignacio Campoy “Tela de Araña”.

VIII. Tela de Araña.

Podrías ser tú quien arrojara
secas hojas al pie de este tardío
y travieso estío, o lograras hacer
inventario de frutos y bayas
y así obligarme a despertar
del fatal espejismo de un verano
perpetuo entre palmas y bicicletas.

Tal vez entonces advirtiera la seca
tierra a la escarcha dispuesta,
o como los veneros brotan
sin que sed alguna lo reclame.
Comprendería el afán de las decrépitas
ramas, esos dactilares estandartes
y su tenaz afán de verdes mortajas.

La araña y su linaje tejen sudarios
para los severos brotes adormecidos
y en la sedal diana donde las moscas
trascienden hacia un incierto destino,
solo penden los diáfanos abalorios,
como cristalinos zarcillos,
del gentil y arrogante rocío.

Contemplar pues podría la realidad
imparcial y necesaria, la que bosteza
sobre ocasos y auroras en fiel porfía,
esa que arrebata silente la vida toda
y solo deja naufragio, ruina y quebranto.
Telas de araña cruzan el espacio final,
hilos sobre los que ejecutar el mortal paso.

telaraña3

1901079552065.barcode2-72.default.png

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s