Florencia Fontan poema, “Brindis al Sol”.

Brindis al Sol.

La noche levanta torres
y cristal esparce en los jardines del agua.

El sueño invitaba a seguir un rastro
de brillantes espejos y fogatas,
y el betún de las aceras a cada tanto obligaba
a echar en suerte el crujir del viento,
insistente cantor de prosa en las ventanas.
Y elegimos sin dudar
el rendido rumbo que parte en dos el alba.

No tenías nombre entonces,
ni respondía mi voz cuando me llamabas.

Renunciaste pronto a alcanzar el cielo,
blanco altozano donde entre risas subiste
y al enhebrar la negra luz
la pez de tus recuerdos,
en lisonjeras volandas te bajaron.
Enredados quedamos sobre una tierra
de consentido espanto y magia domeñada.

Difícil resulta deslizarse de tu boca
al herido despertar de la mañana.

calleciudad2 (4)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s