Miquelius Monk, poema “Diáspora”

Diáspora.
Una diáspora de vespertino viento
nos hizo renunciar a nuestra lumbre
arrojados a un valle de eterno eclipse,
abandonamos un tímido consumismo
para iniciarnos en la subsistencia
buscando primitiva ruina oracular.

Ceremonia sincrética celebrada
al cruzar aquellos propileos
bajo el menhir de los antiguos
emancipa nuestros cuerpos desnudos
al calor de un sol sin brillo,
báculo que nos guía
rastreando bisbisea huella
al maravilloso mundo desconocido.

Me recuerda a aquel bípedo
que anduvo solo en el desierto
para que el yo surgiera,
concibiendo bisontes
y manos en las cuevas,
prístina cúpula a lo disfrazado.

Y el ser humano
con sus especies asociadas,
el perro y las ratas,
volverán a vivir en tiendas
portando zurrón pastoril y flauta,
como los primeros reyes de Assur.

Fuji.volcan.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s