Poema por Ignacio Campoy “El Templo”.

41. El Templo.

Detenidos en esa sinuosa ladera
un humilde templo edificamos,
sin pastoreo de diácono
ni deidad que lo auspiciara.
Un tabernáculo sencillo
con marinas conchas adornado,
retama silvestre en los tiestos
y lámparas de aceite iluminando.

Embellecer la piedra y este valle,
un rastro absurdo y preciso señalando
el camino ilógico, la senda invisible
que otros seres, antes, erigieron y soñaron.
Un simple y repetido santuario.
Niños alegres jugando, ignorado estigma
que, en la frente, a fuego llevamos
marcado. Humanos, monos humanos.

p1000591 (2)

1901079552065.barcode2-72.default (1).png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s