Florencia Fontan, poema “Nipón-Express”.

Nipón-Express.

¡Ah!, esa indiferencia educada,
estricta y distante del viajero en los andenes.
Trenes, Japón de los trenes.
El apeadero de madera entre monótonos
cultivos y una sonrisa blanca de demente,
de cejijunto y lánguido adolescente.
¿Serán los trenes?
Dentro, entre la luz estridente,
las máquinas recetan sueños y las calles
parecen sacadas de un catálogo de suburbios.
Hilos del telégrafo, postes de madera
sobre un cielo celeste, azul celeste.
y recortando el lienzo la cruceta plateada
de un brillante avión de pasajeros.
Nipones trenes.
Comeremos aquello que el televisor
nos muestra y llevaremos en el bolsillo trasero
ese amuleto imprescindible en alta resolución.
¿Dije trenes?
Japón y los trenes.

japon (7)

Imagen superior: Fotograma del Ánime “The Garden of Words”. Makoto Shinkai-2013.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s