Miquelius Monk, poema “Luz Abisal Ultramar”.

LUZ ABISAL ULTRAMAR

Málaga,
IX,2018

Aquella noche me obligaste
a morder tus muslos
en un oscuro aparcamiento.
¡Como sudábamos!,
bajo el silencioso respirar
del brillo de nuestra piel iluminada.
Mi lengua declinante
desciende y deshace tajos y pliegues
de tu cuerpo.
Entretanto, duermen los coches
aun cuando nuestros gritos
quebrantan el eco.

Garabateando el horizonte
por tus profundas caderas me pierdo
y, ahí, en ese justo momento,
se confunde el arriba y abajo
en la dormidera del pensamiento.

Las horas pasan…
y es cuando en amoniaco me baño
para limpiar dermis de tu veneno.
Te transformas, en recuerdos,
y me atrapa una sensación
de emociones homéricas.
De mí una fuerza se apodera,
como al pisar una catedral o una cueva.

Embrujado por tu pelo nocturno.
Ultramar, luz abisal.

Bacon, Francis, 1909-1992; Two Figures in a Room
“Dos figuras en una habitación” (Francis Bacon 1909-1992)

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s