M. Martínez Fdez, poema (De Siniestra del Aíre).

Muerte Anónima.

Venid,
pasad y sentaos a mi mesa.
Como ayer
el cadáver sin objeto yace,
oscuro,
radiante sin luz en las puertas.
No está concluso,
es de cárceles un continente,
tal vez un roce en la acera inevitable.

De fuego,
el latir de la vida hastiado
devanea
su corteza inmutable y seca.

Venid,
que la visión de la gratuita muerte,
la que acontece como un diario placebo
no os atormente,
dolor anónimo,
ese que dibujan los cristales de colores.

Ghouta_massacre4 (3)

1805057000787.barcode2-72.default.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s