Florencia Fontan, poema.

Armisticio.

Harta tierra y hastiada
de tanta muda guerra interminable,
no hay huerto en las callejas
por donde la luz deserta, solo gatos
y las miasmas que la vida
acorde edifica domada.

En la ventana el tiesto
confirma la sombra
que las moscas no desmienten.
Abril no cruzó el umbral
ni subió las escaleras,
nunca vertió el cáliz
de las semillas del mañana.

Busco entre el ropaje
y las cortinas claras señales
de envilecidas tumbas,
un llanto insensible de locas arañas
y blindadas cucarachas, eso queda,
tras tu paso por este raso
incorpóreo y sin rostro.

Junto al quicio la llave deja
que a ningún lugar conduce,
trozo de metal, tus tristes ejércitos,
gatos y nada.

scary (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s