BEATNIK

Madrid,
V/2018

 

Fuiste el LSD que se derrite tras la bandana
y se descuelga por las cejas de Hendrix.
Impulso que incendia la guitarra de Townshend,
entonando -Talking about my generation-
Soy un pasajero que respira locura y libertad.
Me “colocas” nada más pensarte.
Cuando esto ocurre, mis ojos te ven
con la claridad de Syd Barrett.

A veces me da por soñar despierto,
mientras camino.
Y suena en mis oídos
she´s a rainbow de los Stones.
Cuando me da por imaginarte
deambulando por Madrid,
cambia la gramola de mi imaginación
a she´s a mystery to me,
de Orbison.

Dear Prudence

Me dijo una voz.

-Mejor deja de pensar en ella.
No te quedes en este mundo Ziggy,
¡vuelve a tu planeta!.-

Syd Barrett