PRIMAVERA DEL 18

A Laura

Madrid,
IV/2017

Atrapado,
en tu pelo espejo poliédrico donde no me veo.
Atrapado…
en lo profundo siniestro dueño del deseo.
Y confieso
que así me encuentro.

Llévame donde el horizonte se pliega
y nunca acaba.

que ibas a transformar el perfil infinito
en camino seguro.

Porque después de todo…
Fuimos dos imbéciles
que se encontraron en medio del universo.

Aún me sorprendo buscando tu rastro.
Aquellos puntos suspensivos
que dejamos en Madrid.

Atrapando abril su esencia.

Si, sé
que al institucionalizar algo
inevitablemente
lo jodes.
¿Dónde queda maravilla alguna
del descubrimiento
y las primeras emociones?
El placer de lo efímero.

Así pues:
Qué el verano evapore
lo que no supimos aprovechar,
aquella primavera del 18.

P1000072 (3)
“Miradas” (Detalle Tinta, acuarela, lápiz) M. Martínez Fdez.