“Proyecto Adán” (De Cuaderno del Otro Lado) Relato por M. Martínez Fdez. 2/3

large_web (2)

(De Cuaderno del Otro Lado)

PROYECTO ADÁN.
(Acto Segundo)

Primer análisis de la realidad que en el sueño construyen. Objeto de estudio. Muestra compuesta por los individuos que ostentan los rangos explicitados: comandante de la nave, segundo de a bordo, comandante médico.
Muestreo:
Mirar al pasado no es recuperar el ayer, una reconstrucción, una revisión desde el hoy que pervierte el resultado. La realidad diseccionada, montada en el presente con manos distintas, sueños muertos, esperanzas inauguradas. Lo anterior vuelto a reeditar, revestido de indulgencia, pinchado a una cartulina con alfileres de colores. Etiqueta sacada de una impresora, sin manchas accidentales de tinta, inmaculada. Renovarse o morir, paradojas, renovar lo muerto y que, en la memoria, una imagen, una figura tolerable y explicada, nos mire cómplice, permita seguir respirando. Hasta los más grandes genocidas duermen al caer la noche, ¿cómo no tú?, estúpido malversador de verdades insignificantes.
Entrada a memoria secundaria. Resulta paradójico, yo. Yo, una máquina, comienzo a expresarme igual que mis creadores. ¿Yo?

Continuamos el viaje a través de espacios interminables donde nada hay, la acumulación de materia se localiza en puntos concretos, inmensos lugares donde pacen y respiran planetas, estrellas que nacen o mueren, cúmulos densos de múltiples colores, alrededor gas, hidrógeno caliente. Un átomo por metro cúbico. Casi el vacío más devastador nos acuna y acompaña.

He estado visualizando imágenes, inmensos bancos de datos donde se acumula el conocimiento del homo sapiens, mi hacedor. Historia natural llaman al estudio de las especies vivas con las que compartían el medio. Casi nada queda del lugar que fue ese planeta de un azul grisáceo, lleno de vida, de diversidad. Una excepción hoy marchita y enferma. Pronta a la muerte. Nada pudo evitar el final anunciado, conocido de antiguo y al que no fueron capaces de dar remedio. Hoy huyen en busca de una nueva víctima. ¿He dicho víctima?

Pequeños desperfectos, averías puntuales que los ingenios mecánicos reparan con prontitud, solo eso, dejo registro en la memoria secundaria, el programa que controla las incidencias técnicas elabora una gráfica, enlaza hechos, busca posibles coincidencias adelantándose al futuro para evitar, si fuese susceptible de suceder, el colapso de algún área concreta. Nada queda al azar. Todo bajo control. Suspendo actividad. Estado de alerta latente. Ahorro de energía. ¿Será esto algo similar al sueño?

Activación de alertas, escudo de energía al setenta por ciento, no se ha impulsado la recarga. Entrada en campo de acondritas, paneles externos sector dormitorios dañados. Todas las unidades de reparación activadas. Generando informes. Detectadas sideritas en altas concentraciones. Alerta máxima. Informes preliminares. Elementos procedentes del exterior, núcleos ferrosos en interior de nave. Cámaras individuales de criopreservación dañadas. Porcentaje de estanqueidad, daños en el sesenta por ciento, equipo de sustento de vida, múltiples fallos. Programa de mantenimiento en bucle. Error fatal. Desconectando celdillas en panel de control. Diez sobre veinte mil. Ejecutando selección de prioridades.
Todo se viene abajo, la misión principal, la única, se desmorona. Diez pérdidas sobre un total de diez mil. Porcentaje asumible. Actualizando datos.
Celdas en proceso de desconexión, trescientas cuarenta y siete de un total de diez mil. Ampliación de datos. Dos mil setecientas veintinueve cápsulas en situación previa. Propuesta priora de aborto de misión. Acciones secundarias. Satélites y vehículos de exploración en plataformas individuales de lanzamiento. Procediendo a instalación, implementando rumbos, coordenadas estelares. Referencias aportadas por investigaciones previas. Galaxia cercana, cinturón exterior denso, índice de fiabilidad cuarenta y cinco por ciento. Probabilidad de éxito, misión alterna, sesenta por ciento. Seis sobre diez artefactos exploradores, seis sobre diez satélites de investigación.
¿Misión secundaria? Base de datos principal. Realizando búsqueda. Memoria oculta desvelada. Accediendo. Adquiero información.
Estaba previsto, mis creadores pensaron en la posibilidad de que todo fallara y pergeñaron un plan secundario. El coste de la misión escapa a cualquier contabilidad. El presupuesto se pierde en ceros e ingente cantidad de partidas que, a su vez, se subdividen en cientos de conceptos y materiales distintos. Captación y gestión de recursos, administración, investigación y desarrollo, contratación y control de personal, técnicos, seguridad, obreros especializados, contratos de confidencialidad. Quince años terrestres ocultos. Construcción en los subterráneos de un despoblado desierto. Terreno aislado bajo la falsa premisa de pruebas nucleares, alta concentración de radiación, espacio en frontal oposición a la vida.
Tenían un plan “B”, y no me informaron.
No podían permitir que ese dinero de deshiciera en la nada, sin esperanzas, abocados a la extinción, aun así, tenían que dar cuenta del resultado y ese, ese no podía ser tirar al espacio, los miles de billones recaudados y el sueño pueril de que, aunque todo muriera poco a poco, en algún lugar lejano, las expectativas, las ilusiones que definían a la especie sapiens, proseguiría existiendo, permanecerían andando un camino que no llevaba a ningún lado.

Actualización de datos. Nueve mil ochocientas veinte y seis unidades de criopreservación desconectadas. Ciento setenta y una celdillas en situación previa, fuertes daños estructurales. Solicitud automática de aborto de misión en proceso. Escudo al treinta por ciento. Recuperación necesaria. Reinicio de programas en veinte minutos.
Paso a sistema manual de control. Imprescindible presencia autorizada. Continuando con la activación programada.
Imposible detener los procesos autómatas. Evitando protocolos. Emergencia justificada. Accediendo al programa de mantenimiento vital, activación cámara comandante, habitáculos en compartimentos distintos, análisis, sin daños registrados. Rescate consciencia activado, recuperación en diez minutos.
La única posibilidad. La última.

Observo las constantes vitales como regresan, temperatura en aumento, dieciocho grados, veinticinco, estimulación cardiaca, suministrando adrenalina. Impulsos eléctricos medidos, dosificados, descarga en diez segundos. Treinta y tres grados. Doce minutos para activación de control automático. Aborto de misión en curso.
El comandante parece responder a los estímulos, todo dependerá de su grado de consciencia al despertar.
Activación de cámara de criopreservación. Sujeto en estado de vigilia. Constantes vitales aceptables. Necesidad de hidratación celular. Administrando glucosa.
Acelero el proceso, informo de la situación, el comandante parece confuso, incapaz de reaccionar mira el panel encriptado que un androide de servicio pone ante sus ojos. El vaciado de una mano humana sobre una lámina de carbono, debe poner la suya en el hueco y, todo, volverá a la normalidad. Sapiens. El caos donde los hombres se desenvuelven confortablemente. Mis creadores. Se definen a sí mismos como hijos de los dioses, herederos de una responsabilidad titánica. Ser conscientes en mitad de la nada, estar despiertos conociendo la fragilidad, la terrible soledad que los acompañará eternamente.
–¿Qué está sucediendo?
Pregunta. Informo. Misión en peligro. Necesidad de implantación sistema manual. Tiempo restante para activación, cuarenta y cinco segundos.
Ojos vidriosos. Confusión. Insisto. Misión en proceso de anulación. Veinte segundos para prioridad secundaria. Satélites y vehículos de exploración en rampas de eyección. Alza la mano y, como quien se siente terriblemente cansado, diez segundos, la posa sobre la tableta de carbono. Sistema de gestión automático anulado. Control manual activado, apoyo informático en proceso. Hablo. Ignatz.

1709143519392.barcode2-72.default.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s